A menudo oímos hablar del tamaño de una imagen, de si una imagen “pesa” más o menos que otra, que tal fotografía tiene mayor o menor resolución que otra… peso, tamaño, resolución… son conceptos que se utilizan de forma poco profesional, olvidándonos de su verdadero significado. En este artículo tratamos de aclarar cada uno de estos conceptos, viendo además cómo se relacionan entre ellos.

El tamaño de imagen

Las imágenes digitales están compuestas por unidades elementales de imagen denominadas píxeles. Como indicador del tamaño de imagen no podemos utilizar medidas convencionales de longitud (mm, cm…) ya que al no tener una entidad física, una misma imagen digital puede ser reproducida a diferentes tamaños en distintos dispositivos (pantallas, impresoras, etc.). Así pues, el mejor indicador del tamaño de imagen es sencillamente la cantidad de píxeles que la forman. Como todos los píxeles de una imagen tienen la misma forma y tamaño, indicaremos el tamaño de una imagen digital así:

Tamaño de imagen = anchura en pixeles x altura en pixeles.

Por ejemplo, esta imagen tiene un tamaño de 24 pixeles (6 x 4):

imagen-24-pixels

Aunque están relacionados, no hay que confundir el tamaño de imagen con el tamaño de archivo, que es el espacio (expresado habitualmente en Kb o Mb) que ocupa el archivo informático que contiene la información de la imagen, y que es a lo que nos referimos coloquialmente cuando hablamos del “peso” de una imagen.

Resolución de una imagen digital

La resolución se define como la cantidad de pixeles por unidad de longitud.

Es importante destacar que cuando hablamos de resolución no nos estamos refiriendo a ninguna propiedad “física” de la imagen: se trata tan sólo de una decisión del operador, la cual adjuntamos a la información de la imagen.

En efecto: tenemos una imagen y DECIDIMOS que en 1 cm van a caber 100 pixeles, por ejemplo. La resolución será de 100 pixeles / cm. Si DECIDIMOS que en 1 cm van a caber 50 pixeles, la resolución será de 50 pixeles / cm. En ese segundo caso, la resolución es más baja pero la imagen es la misma, el “cambio de resolución” no afecta al tamaño de la imagen en sí, es decir, a la cantidad de pixeles que la forman, sino a cómo va a ser impresa. O sea, que en realidad la resolución es solo una información que adjuntamos a la imagen de cara al momento en que la vayamos a imprimir. A lo que sí afecta la resolución es al tamaño de impresión. ¿Cómo? Vamos a verlo.

Hemos definido la resolución como cantidad de pixeles por unidad de longitud. En los ejemplos anteriores hemos hablado de pixeles/cm, sin embargo, la unidad de medida estándar para la resolución de una imagen digital es el pixel por pulgada o dpi (del inglés “dots per inch”). Bien. Supongamos que tenemos una imagen de tamaño 1200 x 600 pixeles, a una resolución de 200 dpi; eso significa que en una pulgada (2,54 cm), podemos alinear hasta 200 pixeles. Para que quepan los 1200 pixeles correspondientes a la anchura de nuestra imagen necesitaremos, pues:

1200 px / 200 px/pulgada = 6 pulgadas = 15,24 cm.

y lo mismo para la altura:

600 px / 200 px/pulgada = 3 pulgadas = 7,62 cm.

Ahora DECIDIMOS cambiar la resolución a 300 ppi

¿Modifica esto el tamaño de la imagen? ¡NO!

¿Modifica el tamaño de impresión? ¡SÍ! Veámoslo:

Ahora en una pulgada queremos que se “dibujen” 300 pixeles, por tanto para que quepan los 1200 pixeles de ancho de la imagen necesitaremos:

1200/300 = 4 pulgadas = 10,16 cm.

y para la altura:

600/300 = 2 pulgadas = 5,08 cm.

La imagen tiene más resolución, pero se reproducirá a un tamaño menor (antes 15,24×7,62 cm., ahora 10,16×5,08 cm.)

Como se deduce de la definición de resolución y de estos ejemplos,

A MAYOR RESOLUCIÓN, MENOR TAMAÑO DE IMPRESIÓN, Y VICEVERSA.

Muchas veces se habla de resolución como sinónimo de CALIDAD de una imagen. Es este un error bastante común y que debemos evitar, ya que como hemos visto, la resolución es más bien la “densidad de pixeles”, nos da una idea de la nitidez con la que se muestran los detalles en una imagen, pero nada más. El concepto de calidad es más cualitativo y suele entenderse como la suma de resolución, tamaño, contraste y otros aspectos técnicos de la imagen.

Nuestro objetivo ha sido dejar clara la diferencia entre resolución y tamaño de imagen, conceptos que popularmente se confunden (basta con que busques el término “resolución de imagen” en google, y verás cuán grande es la confusión al respecto).

Loading...