Cuando Hablamos de cantidades pequeñas estamos hablando de menos de 500 unidades tamaño 60×40 en nuestro caso. Nuestro principal insumo se llama CTP (computer to plate) que es lo que reemplazó a las antiguas planchas de impresión fotosensibles (que parecían grandes fotografías monocromáticas, reveladas a mano), lo que producía impurezas en el proceso y no poseía la perfección láser que podemos utilizar en nuestros tiempos. Acá hay un video de agfa graphics donde muestran el proceso de creación de estas planchas.

Como pueden imaginarse, un proceso tan complejo y con la perfección alemana de por medio, hace que una plancha de impresión para maquinaria offset tenga un valor elevado, el cual “baja” cuando son muchas copias, ya que el valor se distribuye en más unidades. por ejemplo: si la plancha de impresión vale 10.000 cada una, para imprimir un volante 4/0 (4 colores por un lado, cero por el otro) se requieren 4 planchas. si quieres hacer 500 volantes de 10×15, en nuestro equipo necesitas 50 hojas (50 tiros) de 60×40, pero como necesitas 40.000 pesos de planchas, cada volante sólo en planchas saldría 800 pesos cada uno (obviamente sin considerar, ganancia de la imprenta, tintas, luz, mano de obra, etc…)

en cambio si quieres 8000 (500 tiros), cada uno saldría 80 pesos de costo, si quieres 16.000, el costo unitario por concepto de CTP baja a 40 y así sucesivamente. de esa manera también te puedes imaginar que sobre 40.000 tiros, el valor de la CTP es despreciable.